Mamineo

Decisiones

     Aprovechando que no me iban a renovar en el trabajo, decidimos “buscar” a Naira para así poder pasar los nueve meses tranquilamente en casa.

     A partir de ese momento pensamos que los dos primeros años de vida de Naira me quedaría cuidando de ella. Pero, ya que estábamos ¿Por qué no tres? Y así ha sido, éste año entrará directamente a la escuela infantil. A ver qué tal…

     Es una de las mejores cosas que hemos hecho. Los primeros años de los niños son muy importantes y la cercanía (el apego) con sus progenitores es fundamental para su desarrollo. Yo pienso que, mínimo, el primer año no habría que separarse de nuestros pequeños.

     Pero entiendo que no todo el mundo puede permitirse estas decisiones, pues la economía es un pilar fundamental y en otras ocasiones la propia vida laboral te lo impide. En general, la conciliación, que no es nada nuevo.

     La verdad es que nosotros hemos disfrutado mucho con Naira todo este tiempo, además ha sido un tiempo de calidad. Con sus días buenos y los no tan buenos, claro. Los primeros cuatro meses en esta casa no durmió ni el gato, pero poco a poco nos fuimos adaptando a los cambios, se crean rutinas y todo es un poco más llevadero.

     ¡Y ahora ni os cuento! Con la autonomía que ya tienen a esta edad, prácticamente va todo sobre ruedas aunque la etapa de los dos años (otra más) es un poco chungui… ¡Pero los años pasan volados!

Carla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s