Mamineo

Mis vivencias con el porteo

Reconozco que el porteo me salvó los días, tal cual. Podía hacer todas las tareas y recados sin tener que despegarme de Naira que, como cualquier bebé, lo único que necesitaba y quería era contacto físico con su madre.

En mis propias carnes probé una denominada “colgona” y ¡que horror! Fueron quince minutos, lo que tardé en ir a la farmacia y todo el rato iba agarrando a Naira porque me daba la sensación de que se iba a caer, con lo cual no tenía las manos libres, dolor de espalda casi al instante…
Justo al día siguiente teníamos la primera sesión de masaje del bebé y por cosas del destino conocí a una mamá que llevaba a su pequeña en mochila. Al momento supe que la mía no era la adecuada así que pregunté y aquella mamá me puso al día en porteo ERGONÓMICO.
Con toda la información en mi poder no tardé en ir a comprar una mochila ergónomica, porque, ojo, no todas las mochilas del mercado lo son. Las ergonómicas respetan la postura natural del bebé y las “colgonas” llevan al bebé colgando de los genitales. Una postura para nada saludable ni para el bebé ni para el porteador y su espalda. Doy fe.
Otra cuestión a tener en cuenta es que jamás hay que portear al bebé cara al mundo, entre otras cosas porque la postura, además de no ser la natural, es forzada. Solo hay que ponerse en el pellejo de los peques para darnos cuenta de que no se va cómodo de esa manera.

Foto-mochila-colgona-2
No ergonómico

Como siempre, hablo desde mi experiencia y con conocimiento. El mundo del porteo es muy amplio y lo poco que sé me gusta compartirlo pero para un buen asesoramiento existen especialistas en el tema. A lo largo de mis casi tres años de maternidad me he encontrado con personas que venden este tipo de productos pero no tienen ni la menor idea de asesorar en condiciones, gente que te cuestiona, gente que te pide consejo y aun teniendo la información en su poder y saber que es cierto te cuestiona también, y una larga lista de situaciones desagradables y de impotencia.
Yo no soy asesora de porteo pero la información está a nuestro alcance y como dice mi madre, no hay más ciego que el que no quiere ver.

porteo

Para poder diferenciar unas de otras no vale con que nos lo diga un vendedor, el producto tiene que cumplir varios requisitos entre los cuales están: que el panel de la mochila respete la curvatura de la espalda y que la posición sea en modo ranita (la tela del panel debe llegar de corva a corva).
A parte de mochilas, hay otras maneras de portear como puede ser con bandolera, fular, kantan… Pero siempre hay que informarse muy bien.

PD: A mi también me dijeron que mi “colgona” era buena y resultó ser eso, una “colgona”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s