Planes en familia

Nos fuimos de picnic

Un plan que nunca falla es hacer un pequeño picnic y pasar una buena tarde con los peques. Nosotros lo hacemos a menudo, en un parque que tenemos cerca de casa.

¿Cogemos los bártulos?

Lo primero de todo es preparar el picoteo. Platos y vasos también son importantes y no nos podemos olvidar de la manta para poner en el suelo y, de alguna manera, ¡evitar insectos en la comida!

La música que no nos falte. A Naira le encanta ¡y a mi también!

IMG_5859

Con estos calores, la bebida bien fresquita.

IMG_5860
Nevera de NYP decoración para soñadores. ¡Mas cuqui no la hay!

Ponemos la merienda en esos platos bonitísimos, sacamos algún snack…

IMG_5855

¡A hincar el diente y a pasarlo bien!

Recetas

Tarta de cerveza negra

Receta de la tarta que hice para mi cumpleaños. ¡Riquísima!

Ingredientes

  • 250 gr. de harina de repostería (harina floja de repostería). Sin levadura.
  • 75 gr. de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 400 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 250 gr. de mantequilla
  • 150 gr. de nata líquida para cocinar
  • 250 ml. de cerveza negra
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 2 cucharadas y media de postre de bicarbonato sódico

– Para la cobertura:

  • 300 gr. de queso crema de untar, 150 grs. de azúcar glass y 300 ml de nata líquida para montar.

    IMG_5891

Elaboración de la cobertura

  1. Empezamos montando la nata.
  2. 300 ml de nata líquida para montar que tenga un alto contenido en grasa (35,1% MG) y la mitad del azúcar glass.
  3. Echamos la nata en un bol y batimos hasta que pase de estado líquido a una especie de crema.
  4. Una vez que hemos alcanzado esta especie de crema, añadimos el azúcar glass y batimos hasta que llegue a estado casi sólido. Reservamos.
  5. Mezclamos el queso tipo crema y el resto del azúcar hasta conseguir una crema suave, homogénea y sin ningún grumo.
  6. Después le añadiremos la nata montada y mezclamos con movimientos suaves hasta que estén bien integrados ambos ingredientes.
  7. Reservamos en la nevera hasta el montaje final.

Elaboración del bizcocho

  1. Ponemos en una olla la cerveza negra  a calentar a fuego medio, sin que llegue a hervir.
  2. Cuando esté caliente le añadimos la mantequilla cortada en trozos y la vamos moviendo hasta que se derrita completamente. Retiramos del fuego y reservamos.
  3. En un bol ponemos el cacao, el azúcar, la harina, el bicarbonato y mezclamos hasta que queden bien ligados todos los ingredientes.
  4. En otro bol, ponemos la nata líquida, los huevos y la vainilla y mezclamos con una varilla hasta que nos quede una mezcla uniforme.
  5. A continuación añadimos el contenido de la olla, la cerveza con la mantequilla, y lo mezclamos nuevamente hasta integrar bien.
  6. Una vez tenemos la mezcla líquida terminada la vamos incorporando a los ingredientes secos.
  7. Con la varilla lo mezclamos con energía hasta conseguir una masa uniforme y sin grumos.
  8. Pasamos la masa a un molde engrasado.

Horneado de la tarta

  1. El horno debe estar precalentado a 180ºC (arriba y abajo) 10 minutos antes de introducir el bizcocho.
  2. Metemos el molde en la bandeja media del horno. El tiempo de cocción será aproximadamente entre 45-50 minutos, hasta que lo pinchemos con un cuchillo y veamos que sale limpio.
  3. Cuando la tarta lleve 20 minutos en el horno, ponemos un poquito de papel de hornear para tapar la superficie y evitar que se nos queme.
  4. Los últimos 5-8 minutos la dejamos destapada para que coja color.
  5. Una vez transcurrido el tiempo, sacamos el bizcocho y lo dejamos enfriar en el molde durante una hora mínimo, para después pasarlo al plato donde lo vayamos a presentar.

    IMG_5894

– Presentación

Añadimos la cobertura aplicando sobre el bizcocho una capa gruesa lo más uniforme posible, decoramos al gusto y conservaremos la tarta en la nevera.
La sacaremos unos 15 minutos antes de servir.

 

 

IMG_5913

Juguetes

CAJA DE LUZ

Recomendada a partir de los 3 años aunque Naira ya hace tiempo que la tiene…
La caja de luz yo creo que es uno de los recursos abiertos a la imaginación imprescindible en los hogares, ya sea diy o por encargo, como es nuestro caso.

IMG_5815

 

La caja de luz sirve para desarrollar la expresión plástica, así como la experimentación y muy útil a la hora de trabajar la estimulación sensorial, los juegos ópticos y los colores.

IMG_5821
Mando para cambiar el color y/o la intensidad

Las hay portátiles, como la de Naira, y las hay en modo mesa. Hay gente muy mañosa que las hace con la mesa LACK de Ikea y también con el modelo LATT, con cajas de vino…

IMG_5817
Con adhesivos para evitar roces
IMG_5818
Con asa para transportar

 

MATERIALES

Desde plantillas translúcidas, papel de calco, arena de cuarzo, hasta figuras geométricas.

 

 

IMG_5829IMG_5824IMG_5828IMG_5830IMG_5834IMG_5836

 

 

Como podéis ver, hay muchísimas cosas que podemos utilizar como material para la caja.
Otro punto a favor y como he dicho antes, es portátil, aunque se puede conectar a la corriente porque viene con enchufe, también pedimos como extra un tipo de cargador de pilas que se conecta a la caja sin tener que preocuparnos de buscar un enchufe.

 

 

 

Sin duda, un recurso magnífico.

 

 

Mamineo

Mis vivencias con el porteo

Reconozco que el porteo me salvó los días, tal cual. Podía hacer todas las tareas y recados sin tener que despegarme de Naira que, como cualquier bebé, lo único que necesitaba y quería era contacto físico con su madre.

En mis propias carnes probé una denominada “colgona” y ¡que horror! Fueron quince minutos, lo que tardé en ir a la farmacia y todo el rato iba agarrando a Naira porque me daba la sensación de que se iba a caer, con lo cual no tenía las manos libres, dolor de espalda casi al instante…
Justo al día siguiente teníamos la primera sesión de masaje del bebé y por cosas del destino conocí a una mamá que llevaba a su pequeña en mochila. Al momento supe que la mía no era la adecuada así que pregunté y aquella mamá me puso al día en porteo ERGONÓMICO.
Con toda la información en mi poder no tardé en ir a comprar una mochila ergónomica, porque, ojo, no todas las mochilas del mercado lo son. Las ergonómicas respetan la postura natural del bebé y las “colgonas” llevan al bebé colgando de los genitales. Una postura para nada saludable ni para el bebé ni para el porteador y su espalda. Doy fe.
Otra cuestión a tener en cuenta es que jamás hay que portear al bebé cara al mundo, entre otras cosas porque la postura, además de no ser la natural, es forzada. Solo hay que ponerse en el pellejo de los peques para darnos cuenta de que no se va cómodo de esa manera.

Foto-mochila-colgona-2
No ergonómico

Como siempre, hablo desde mi experiencia y con conocimiento. El mundo del porteo es muy amplio y lo poco que sé me gusta compartirlo pero para un buen asesoramiento existen especialistas en el tema. A lo largo de mis casi tres años de maternidad me he encontrado con personas que venden este tipo de productos pero no tienen ni la menor idea de asesorar en condiciones, gente que te cuestiona, gente que te pide consejo y aun teniendo la información en su poder y saber que es cierto te cuestiona también, y una larga lista de situaciones desagradables y de impotencia.
Yo no soy asesora de porteo pero la información está a nuestro alcance y como dice mi madre, no hay más ciego que el que no quiere ver.

porteo

Para poder diferenciar unas de otras no vale con que nos lo diga un vendedor, el producto tiene que cumplir varios requisitos entre los cuales están: que el panel de la mochila respete la curvatura de la espalda y que la posición sea en modo ranita (la tela del panel debe llegar de corva a corva).
A parte de mochilas, hay otras maneras de portear como puede ser con bandolera, fular, kantan… Pero siempre hay que informarse muy bien.

PD: A mi también me dijeron que mi “colgona” era buena y resultó ser eso, una “colgona”.

 

Mamineo

¿Adiós pañal?

Resulta que Naira lleva dos semanas haciendo cosas “raras” relacionadas con el tema esfínteres.
En Semana Santa, vio a una amiguita hacer pis sin pañal y desde entonces algo hizo “clic” en su cabeza.

Al día siguiente vi que el pañal de la noche estaba completamente seco, pero últimamente ya venía siendo habitual y no le di importancia, pues al rato de despertar lo suele inundar. Me empecé a preocupar cuando ya habíamos desayunado, nos habíamos preparado para salir a la calle y… el pañal seguía seco. Habían pasado más de doce horas y aquello empezó a no gustarme.
Entonces hice la famosa pregunta: ¿Quieres hacer pis? A lo que ella me respondió que sí y me llevó hacia el wc. Sorprendida, volví a preguntar: ¿Quieres hacer pis aquí? -señalando la taza- . Me dijo que sí, así que le bajé el pantalón, le quité el pañal y la senté. Esperé y esperé pero nada, no hizo nada.

Deciros que, ya estábamos preparados con orinal y adaptador para el wc porque sabíamos que éste momento iba a llegar algún día, pero estaba todo guardado.

adaptador ikea
Adaptador de Ikea

Después de insistir varias veces, no hubo resultado pero me dijo que no quería pañal, así que le puse una braguita, un legging y a jugar esperando la inundación, que no tardó en llegar. Mientras jugaba con la cocinita de Ikea me llamó llorando y señalando el charco del suelo. Tranquilamente la expliqué que no pasaba nada, que mamá lo limpiaba y que la cambiaba de ropa.

A raíz de este suceso, Naira empieza a aguantarse el pis. Lo que me hace tener que insistirla para que lo haga cada cierto tiempo. Después de negarse varias veces acaba haciéndolo pero señala el suelo, como si quisiera decir que se va a mojar como aquel día.

Pues con muchísima paciencia explicamos, tanto su papá como yo, que cuando lleva el pañal no se moja el suelo, que puede hacer pis tranquilamente, que si prefiere wc u orinal, o simplemente el pañal, pero que tiene que hacer pis porque se puede poner malita si no lo hace.

Y es que ya sabemos todos que aguantarse las ganas es perjudicial para nuestra salud y, aunque ésta es una etapa más, relacionada con dejar el pañal ELLA SOLA, no puedo permitir que retenga el pis tantas horas.

Como siempre, es mi experiencia y mi punto de vista personal. Cada peque es un mundo y a algunos os funcionarán unas pautas y a otros, otras pero, siempre desde le respeto.

PD: Quedó descartada la infección de orina, por si os surge la duda.

Mamineo

Salir a comer con los peques de la casa

Comer fuera de casa con los peques es posible y esperar el plato sin “pantallas”, también, sólo hace falta conversar o “el kit”. Sí, sí, has leído bien.

A partir del año, o incluso antes, ya no se entretienen con el trocito de pan mientras esperáis el apetitoso menú.
Bien porque ya caminan o simplemente porque sí, a los niños (como niños que son) no les apetece aquello de estar sentaditos sin moverse. Hay personas que no lo entienden y otras que tendrán “suerte” y realmente sus hijos no se muevan del asiento.
No es nuestro caso. Naira ha gateado en varios restaurantes y cuando ya supo caminar, entraba y salía de ellos. Todo bajo la atenta y mala mirada del algunos comensales pero, ¿a quién le importa? No será a mi.

Poco a poco ha dejado de lado los escapismos y se queda con nosotros en la mesa, pero se aburre y lógicamente quiere distracción. A veces nos contamos cosas, cantamos alguna canción… Y otras veces recurrimos a “el kit”.
Para hacerlo vale incluir cualquier cosa no peligrosa y, en nuestro caso, de poco limpiar.

En una bolsa chuli o mochilita metimos lo siguiente:

  • Una caja con plastis
  • Un cuaderno pequeño de hojas blancas y rotuladores
  • Un par de coches
  • Los packs de Minicuentos Imperdibles, de Kalandraka.

    IMG_20170417_225117_043

Si no hay mucho tiempo de espera, es suficiente para amenizar el rato de una manera divertida y sin “encasquetar” móviles o tablets desde el primer minuto.

Si veis que tardan mucho en serviros, entoces amenazad al cocinero, decid que tenéis un niño y que no dudaréis en usarlo, jajajaja.

¡Espero que os sirva de ayuda!

 

Diy

Cocinita de Ikea

Fue el regalo estrella de las navidades pasadas y yo ya llevaba tiempo buscando ideas en Pinterest para “tunearla”. Me había sobrado pintura de una manualidad anterior y vi la oportunidad perfecta para terminarla.

Antes de montarla, pinté dos puertas: la del microondas y la del supuesto horno. Digo supuesto porque en realidad no lo es aunque lo parece, pues tiene una balda que hace dos separaciones, la puerta tiene “cristal”… Como yo, creo que me quedo corta si os digo que el 60% de padres hacen que acabe siendo un horno.

IMG_5719

 

Dejé secar, di otra capa para rematar y lo cubrí con cera para proteger de posibles rozaduras.

Como decidí hacer el horno, compré unos tiradores de madera con forma redondeada, los pinté del mismo color que las puertas y, una vez montada la cocina, los pegué en la parte superior de la puerta, debajo de la encimera, para que hicieran de botones de horno. A parte de eso, en el interior, pegué una luz led de funcionamiento a pilas, para darle un poco más de realismo y uno de los tiradores lo puse en un lateral de la estructura para colgar un delantal.
También puse luz debajo del microondas, para alumbrar la encimera. Fue todo un acierto porque es un botón y Naira la enciende y apaga sin problema.

Para los utensilios de cocinar hay una barra dónde colgarlos, pero los agujeros son muy justos y a Naira no le hace mucha gracia, asi que pinté también un bote para bolis del mismo color que las puertas y botones, para colocar los utensilios que tuvieran el agujero más pequeño y los que lo tienen más grande están colgados de la barra.

IMG_5728

 

Para terminar, compré una tela bonita para hacer un paño. Lo demás ya es colocar las cestitas con la comida, los botes de legumbres, algún adorno… ¡Y listo!